07 May 2018

Una de las tradiciones que llama más la atención de los forasteros que visitan nuestra ciudad en estos días son las “Vueltas del Santo”.

Cuenta la historia que Santo Domingo de la Calzada recorría los parajes entorno al albergue que él mismo había construido, en busca de peregrinos perdidos por el frondoso bosque existente entonces, para atraerlos a la seguridad  de su refugio. Así, al filo del amanecer y al atardecer, un tamborilero hace resonar su tamboril, durante los 12 primeros días de mayo, recorriendo las calles del casco antiguo, recordando este hecho.

[top]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *