09 Abr 2019

En la tarde de ayer, y tras las obras de remodelación y limpieza que se han efectuado en la fachada de la Casa de la Cofradía del Santo, el obispo de la Diócesis de Calahorra y La Calzada – Logroño, Monseñor Carlos Escribano, bendijo la Casa en un sencillo acto que contó con la presencia del Abad, los Priores de la Cofradía y el resto de miembros que la componen.

Tras esto, la comitiva se trasladó a la Catedral donde los restos de Santo Domingo fueron venerados y a continuación, parte de los mismos, depositados en la arqueta hecha para el caso por el artista P. Marko Rupnik para ser expuestos y procesionados en fechas concretas. El resto de las reliquias óseas de colocaron de nuevo en la cripta (que también ha sido remodelada) donde descansarán.

Momento de la Bendición

[top]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *